Lubricantes

La lubricación es una respuesta natural de nuestro cuerpo. Por eso, cuando se trata de sexo es más importante que nunca para evitar molestias y conseguir más placer durante las relaciones sexuales. Existen una amplia gama de tipos de lubricantes íntimos: de sabores, de base de agua, de base de silicona, retardantes, anales… ¡Elige el que más se ...

La lubricación es una respuesta natural de nuestro cuerpo. Por eso, cuando se trata de sexo es más importante que nunca para evitar molestias y conseguir más placer durante las relaciones sexuales. Existen una amplia gama de tipos de lubricantes íntimos: de sabores, de base de agua, de base de silicona, retardantes, anales… ¡Elige el que más se adapte a ti!

Más »
por página
por página

Los roces con la piel pueden causar irritaciones que no te dejarán disfrutar plenamente del sexo si no tienes especial cuidado con tu lubricación. Estas molestias se pueden prolongar en el tiempo.

La lubricación femenina es importante para el goce de los dos. Cada mujer tiene un nivel de lubricación diferente debido a varios factores como la edad, el nivel de deseo o la conexión con el cuerpo.

Tipos de lubricantes

Hay varios tipos de lubricantes íntimos y deberás elegir el más conveniente para ti.

Los lubricantes con base de agua son los más recomendados ya que no provocan reacciones alergénicas ni predisponen a las infecciones, además de ser menos agresivo para las parte femeninas. Una de las ventajas de estos lubricantes es que no manchan y son fáciles de retirar una vez se termine. Además, son compatibles con los preservativos. Al ser lubricantes con base acuosa, se evaporan más rápidamente en comparación con otros lubricantes y puede que tengas que aplicarlo en varias ocasiones.

Por otro lado, existen los lubricantes con base de silicona, muy adecuados para las mujeres que sufren sequedad vaginal. Son mucho más aceitosos y perduran durante más tiempo en la mucosa vaginal. Si es tu caso, decántate por los lubricantes con base de silicona para que la penetración sea más resbaladiza. Si vas a tener sexo en el agua, éste es el tipo de lubricante que debes utilizar. Ten en cuenta que si tus juguetes eróticos están fabricados con silicona es mejor que uses un lubricante con base de agua para no deteriorarlo.

Si quieres darle un aroma afrutado a tus juegos sexuales o tener sexo oral disponemos de lubricantes de sabores que camuflan el gusto y el olfato. Hay una amplia variedad de sabores muy conseguidos: fresa, lima, coco, piña… y muchos más!

Existen otro tipo de lubricantes con efectos de calor y/o frío. Son perfectos para las parejas que quieran experimentar nuevas sensaciones. El calor intensifica la experiencia y desemboca en un cosquilleo para los dos. En los hombres aviva exponencialmente la excitación al aplicarlo sobre el pene. El efecto frío potencia la sensibilidad de la zona vaginal y aporta una sensación de frescor.

Por último y no menos importante los lubricantes anales específicos. Suelen ser más espesos y duraderos. Además para los principiantes, existen lubricantes anales dilatadores de la musculatura con efecto calor, otros son los desensibilizadores para reducir las molestias que puedan surgir y relajantes para una dilatación natural y progresiva.


¿Cuándo debes utilizar lubricante?

Generalmente deberías utilizar lubricante en todas tus relaciones sexuales para una penetración más suave y placentera. Según un estudio de la Universidad de Indiana, el 70% de las mujeres que usaron gel lubricante durante sus relaciones sexuales, sintieron mayor satisfacción durante el coito. ¿Te atreves a intensificar tus relaciones sexuales con nuestros lubricantes?

Dejando a un lado la placentera sensación de suavidad durante la penetración con la utilización del lubricante, hay que usarlos especialmente si…

  • Sufres de sequedad vaginal producida por cambios hormonales como la menopausia o el embarazo, o si tienes alguna irritación. Utilizar un lubricante hará que las relaciones sexuales sean más suaves y durante la penetración tendrás una sensación más deslizante. 

  • En las ocasiones que sientas molestias durante el coito. Este síntoma se suele dar cuando el hombre se precipita en la penetración y la mujer no está en modo “on”. Por eso, si sientes que hay roce o fricción es muy aconsejable tener un lubricante a mano para humedecer la zona vaginal para gozar plenamente del sexo. 

  • Quieres tener sexo anal. Hay lubricantes específicos para esta zona. Es importante ser consciente que el ano no lubrica naturalmente y se pueden producir irritaciones y heridas si se intenta sin una lubricación adecuada. 

  • Te decides por la masturbación con juguetes sexuales. Ya sean juguetes estimuladores, penetradores o masturbadores la sensación será más placentera y además ayudarás a la conservación del producto en sí. 

  • Quieres experimentar nuevas sensaciones en solitario o en pareja con lubricantes retardantes, lubricantes de sabores, lubricantes de calor, de frío…


El uso de lubricantes íntimos favorece a reducir la fricción, cuando uséis preservativos también se reducirá el roce con la utilización de un gel lubricante y se disminuirán las posibilidades de que el condón se rompa evitando embarazos no deseados o la transmisión de enfermedades.

¡No te lo pienses más, lubrica tu zona íntima con nuestros lubricantes!

¡Producto añadido al comparador!